19/1/14

COMO ANILLO AL DEDO


Según cuenta la historia, el anillo como pieza decorativa en las manos, fue creado para ocultar los pliegues de los dedos buscando así la perfección.

Pero no siempre el anillo ha tenido un uso estético, ya que hubo un tiempo en el que se usaba a modo de sello para firmar ciertos documentos, o incluso para albergar en su interior veneno.

He de confesar, que el anillo de entre todos los accesorios que existen es mi favorito, no sabría explicaros porqué, aunque viendo estas imágenes creo que la respuesta es evidente.

















Como veis la imaginación no tiene límites, anillos con materiales como el oro, la plata o el cobre han existido siempre, pero el avance de las diferentes aleaciones y recursos para confeccionar un anillo con nuevas tecnologías como el láser, entre otras, hacen que piezas que antes serían impensables hoy puedan estar suspendidas en tu mano.



























Creo que me quedo corta al decir que muchas de estas joyas son verdaderas obras de arte, y arquitectónicas. Que no importa que vayas con un sencillo vestido si en tu mano luces una de estas maravillas.

Aunque no lo creáis hay piezas en materiales como la plata, que el diseño es tan elaborado que puede costar mucho más que cualquier pieza de oro con brillantes. A veces no entendemos que lo que pagamos de un artículo a demás de su material, que también, es el diseño. Y encontrar estas joyas creativas y originales en el mercado no está al alcance de cualquier bolsillo.






























La comodidad ya sabemos que en ocasiones está reñida con el diseño. 

Anillos dobles o triples nos impiden la movilidad de los dedos, o incluso este genial anillo que luce Cristina Aguilera, que engancha el dedo índice con el pulgar, que a pesar del diseño revolucionario y estético que puede tener, la realidad es que no resulta nada práctico.

En algunas películas hemos podido ver, como había anillos que guardaban microchips, o algún secreto, incluso algún arma.

Estos que os muestro a continuación están inspirados en armas blancas o de fuego.




Los caballeros no van a ser menos y también se apuntan a la moda de anillos diferentes y originales, como este que luce el actor Vincent Cassel, que está inspirado en el sado. Simula un collar con argolla de los que se usan en la práctica del sadomasoquismo.


Cualquier material puede ser susceptible a ser un anillo, siendo estos de  piedra, madera, metal, plástico, látex, goma...etc 
Unido y mezclado con un buen diseño creativo da como resultado estas piezas.


















Y como siempre tengo mi selección de favoritos, aunque resulta muy difícil escoger entre tanta originalidad, creatividad y belleza, pero siempre hay alguno que me parece especial por algo, y que llama más mi atención, y son estos cuatro con los que termino el post de esta semana, y que espero os haya gustado!! 



Estoy enamorada de este anillo con un mini jardín secreto, es como las casas que se hacían encima de los arboles pero a la inversa una casita para el arbol. Sencillamente maravilloso.


Tal vez la última foto no sea la más bonita ni es para vosotros el anillo más original, pero creo que la sencillez en ocasiones tiene mucha más fuerza que toda la exageración o buscar lo llamativo. Llamó mi atención nada más verlo y creo que a pesar de su sencillez, y su material que no es más que plata, tiene un gancho y una fuerza tremenda.

Así que como es propio en mí y eso es casi ya un sello de la casa, os dejo una frase que creo que encaja muy bien con el post de hoy.

"No hay riqueza más peligrosa que una pobreza presuntuosa"

Así que cada uno se quede con el anillo que más le defina!!

Hasta pronto!!

Ángeles Castro