19/10/14

LA LIBERACIÓN DEL CABELLO


Dicen que cuando queremos revelarnos o hay un cambio en nuestras vidas, en lo primero que lo manifestamos es en el cabello.

Es curiosa la importancia que se le da a este, en su forma en su color, en su textura, cuando lo tenemos en exceso, cuando lo perdemos. El caso es, que el pelo es importante en nuestro cuerpo y así lo hacemos ver. No es el gran olvidado, sino que cada día más se le da importancia, y cobra más protagonismo en nuestro estilo y personalidad.















Desde los egipcios que usaban su cabello como diferenciación del estatus social, hasta personajes bíblicos como un Sansón que poseía una melena que le dotaba de poder otorgado por los Dioses.Este es traicionado por Dalila y le corta el pelo para que pueda ser derrotado por los enemigos. 

Para la mitología griega el pelo podía ser expresión de peligro, como Medusa, que era una bella mujer de extraordinarios rizos, que fue seducida por Poseidón, el cual la tomó por fuerza, y Atenea celosa la maldijo y transformó sus cabellos en serpientes. Todo aquel que miraba fijamente a Medusa se transformaba en estatua de piedra.










Si el cabello en si, tiene poder y fuerza, si encima añadimos un elemento más como es el color, este se transforma en casi un complemento más de nuestro estilo, como puede ser el vestuario.

En muchas culturas, no se permite incluso ver el cabello porque se relega únicamente a mostrarse en privado al marido, en otras en cambio, el pelo se rapa para evitar enfermedades. En cambio nuestra sociedad y cultura nos permite ciertas licencias, cortarlo, teñirlo y hacer con el verdaderas esculturas o formas artísticas.
















El pelo determina nuestra personalidad, nuestros gustos, nuestro vestuario, nuestro estatus social, nos dice si somos atrevidos, clásicos, extrovertidos, creativos, nos puede hacer más altos, más guapos, o incluso todo lo contrario.

Y yo me pregunto, ¿ y si cada uno de nosotros llevara el color favorito en su pelo?, al menos sería divertido no?? además porqué nos asusta tanto el cambio, si el pelo crece??
















Como supongo que todos los que me leíais de manera habitual, habréis pensado, "y no va a comentar nada después de la despedida del último post hace unos meses", quiero deciros que he vuelto y vuelvo con más fuerza que nunca!!, espero seguir sorprendiendo con mi búsqueda de fotografías de moda, que sabéis que es mi pasión y que me sigáis leyendo o visitando este blog como antes.

Para terminar con el post de hoy, he elegido una foto que por la pose, y por el color lavanda del cabello, me ha parecido relajante y liberadora.


Además quiero dedicar este post como regalo a alguien muy especial que en cuanto vea este artículo y las imágenes "el" sabrá que ha sido mi inspiración y es un detalle por su generosidad.

Disfrutar de las imágenes, y de vuestro cabello, darle personalidad, porque un pelo sin gracia nunca podrá llevarlo alguien con estilo.

Así que como decía William Shakespeare: "El aspecto exterior pregona muchas veces la condición interior del hombre".

Creo firmemente que es así, tal y como nos mostramos por fuera somos por dentro.

Hasta pronto!!

Ángeles Castro

1 comentario:

Beatriz Martínez dijo...

Totalmente de acuerdo, juguemos con nuestro pelo y el color ^_^ Bienvenida!