16/7/13

UNA MIRADA EXTRAVAGANTE



Nuestro rostro es un escaparate para mostrar elementos de adorno en el. Las gafas son uno de esos complementos que nos dan personalidad, elegancia, sensualidad, e incluso misterio.

El poder que tiene una mirada es infinito, se puede notar la tristeza, la alegría, la euforia, el deseo...

Pero si esta mirada o estos ojos son capturados y enmarcados el protagonismo aumenta. 

La extravagancia es una de las cualidades de estas gafas que vais a poder disfrutar a continuación, sexys, atrevidas, airadas, egocéntricas, distinguidas, atrevidas, sofisticadas y un sin fin de adjetivos que sólo vosotros podéis descubrir al verlas y notar que sensación os produce el observarlas.


















Algunas celebrities optan por unas gafas retro, otras por unas más arriesgadas pero nunca desapercibidas. 

La actriz Angelina Jolie, nos muestra una que a mi parecer simula un cangrejo por las dos pinzas delanteras. 

La cantante Lana del Rey por otro lado opta por unas retro de los años 50, tipo Marylin Monroe, tipo joya, aunque me quedo con las auténticas de la mujer más sexy y atormentada del mundo.





Mercura, es una de las firmas más emblemáticas en cuanto a gafas arquitectónicas, museables y deleitosas.

Aunque no es la única marca de gafas originales y diferentes también Gucci, Dior, Versace o Fendi, entre otras procuran su diferenciación del resto pero sin solapar bajo mi punto de vista a esta otra firma.






















Las gafas son una manera infalible de captar la atención de los demás o de desviar la nuestra haciendo que no hemos visto lo que no queremos ver, escondiendo nuestra mirada tras los cristales oscuros.

Por esto unas gafas de sol o de ver pueden ser un aliado perfecto para cambiar  un look,  la apariencia de un estilo, o la personalidad.






















Muchas de ellas son dignas de observar durante un largo rato, porque son verdaderas obras de arte. Os dejo una última selección, y la final que para mi gusto es la más original por su sencillez, elegancia y simpleza, ahh y por supuesto sale muy económica.















El color del cristal con que se mira la vida es importante, yo prefiero que no haya colores, que puedan distorsionar la realidad, y por eso me quedo con esta imagen en el que la mirada se ve limpia, transparente, y todo se ve tal cual es.

Aún así, seguiré admirando estas obras de arte, y tal vez algún día por el mero hecho de deleitarme al mirarlas pudiera tener alguna. Aunque como dice este escritor francés, Antoine de Saint-Exupery:

"Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada"

Hasta pronto!!

Ángeles Castro