4/12/13

A HORCAJADAS, LA POSE DE LA LIBERTAD


La feminidad de la mujer no está sólo en su cuerpo, su mirada, sus gestos, sino también en las poses y en la actitud.

Hay mujeres realmente guapas que tienen un caminar muy poco seductor, o mujeres no tan esbeltas o guapas que su manera de mostrarse al mundo, con sus gestos, o movimiento corporal las hace irresistibles ante cualquier mirada.

Es por esto, que hay una posición del cuerpo que es muy masculina y que sin embargo dependiendo de la mujer que la haga puede ser tremendamente sensual, y es la de poner las piernas a horcajadas.

En los años 20, todas las mujeres montaban de lado en el caballo, y necesitó venir Chanel a mostrarnos que con un pantalón se podía montar a horcajadas, lo que hacía que se nos viera a la mujer mucho más masculina de lo que se acostumbraba a ver, pero también mucho más natural y desenfadada.
















En las editoriales de moda, el uso de esta pose da aspecto de masculinidad, de dejadez, de despreocupación, pero también de sensualidad, de erotismo de libertad.

¿Porqué de libertad?podéis preguntaros, y se me viene en mente una época, no tan lejana que es la Belle Epoque, en la que la mujer iba encorsetada de arriba a abajo, sus tobillos no podían mostrarse, y para colmo de males, al irse a la cama, con su "esposo", como no podía ser menos en aquellos años, era casi todo un acto de protocolo.

Pensaréis que exagero, pero el hombre sentía una excitación impresionante con el mero hecho de quitarle el zapato a la mujer y poder ver sus tobillos, que era lo único que podía ver. Este camisón, tenía un agujero en una zona que todos ya habéis deducido, que daba nombre a esta prenda de noche como "camisón de procreación" con el que se mantenían relaciones sexuales con el lema "Si dios lo quiere". Ya habréis imaginado como se lo montaban en aquellas décadas.












Si buscamos el significado literal de lo que es la posición a horcajadas, es colocar una pierna a cada lado de la caballería, persona o cosa sobre la que se está.

Es por esto, que este término puede dar lugar a muchas fotografías, y dejar volar la imaginación de cada mente, desde lo más cotidiano a lo más perverso.

Desde luego, no me digáis que no hay diferencia entre esta última fotografía de la serie anterior, con la primera de la siguiente. Y eso que en ambas tienen en común las piernas a horcajadas y casi la misma pose.





















Bruno Dayan, Greg Kadel, Maykel Jansson, o Mario Testino entre otros son los que aprovechan esta postura para darle un rollo especial a la fotografía, no es casual, ni mucho menos, son poses muy marcadas por un grupo de directores de arte que marcan poses a las modelos y que consiguen imprimir un sello muy especial en cada foto.




























Y como de todo en esta vida hay un lado angelical y un lado más canalla, os dejo enlazada la última foto de lo más dulce con una tirada de las que a mí más me atraen, las que tienen ese punto sensual y sexual que a todos nos termina gustando.










La posición a horcajadas, ha dado mucho juego fotográfico como también mucho juego visual y de sensaciones varias, estoy segura.

Desde luego a mí en el caso de ir vestida, me parece una pose de lo más masculina, y me lleva a pensar en la libertad de la mujer al vestir con pantalón, que nos permite hacer esta pose sin pudor ninguno. Y en el caso de la mujer desnuda a horcajadas, pues os diría que me permite pensar, en la libertad sexual de la mujer hoy en día y el uso de esta pose en estas prácticas.

En definitiva el post de hoy a mi modo de ver que ya me conocéis los que me seguís es un tanto peculiar, me lleva a pensar en todos los sentidos en una liberación absoluta en todos los sentidos de la mujer.

Al parecer el político británico David Lloyd George, decía:

"La libertad no es simplemente un privilegio que se otorga; es un hábito que ha de adquirirse"

Estoy completamente de acuerdo!!

Hasta pronto!!

Ángeles Castro

2 comentarios:

Eugenio dijo...

Increíble como de costumbre, sigo tu blog desde hace poco pero en cada uno de ellos te superas a ti misma, sigue maravillandonos con tu trabajo

Angeles Castro dijo...

GRACIAS EUGENIO!!!