8/11/12

Jersey Bretón, ¿sólo para el verano?


El jersey bretón o jersey marinero, como nosotros lo conocemos, tiene su historia. Nosotros lo asociamos al verano, a los motivos marineros, y al calor, pero pocos sabemos cual es su procedencia, y el motivo por el que llegó a nuestros armarios en la actualidad.

Esta camisa a rayas nace después del 27 de marzo del 1858,  cuándo se introduce en el Acta de Francia que el azul marino y blanco a rayas será el uniforme para todos los marineros de la marina francesa en Bretaña. La camisa fue conocida entonces como marinera o matelot, el diseño original incluía 21 bandas, o rayas, una para cada una de las victorias de Napoleón.

Desde 1889 se fabricaba en Bretagne, por Saint James tricots, en lana y algodón para los navegantes. Poco después se haría popular entre los trabajadores por su facilidad de uso y practicidad.

El patrón de hacer la camisa en bloques, de estos colores, era porque les hacía más fácil detectar a los franceses en las olas. Y se diseñó con un escote barco inicialmente.


Los tejidos de estas prendas estaban realizados en un punto muy ajustado para así aportar calor, además eran impermeables y con gran resistencia al frío y al viento. Tenía una botonadura lateral, que permitía a los marineros, ponerse y quitarse las prendas con rapidez. 

Con el tiempo aparecieron variantes de este jersey de color azul y blanco, en rojo y blanco, o con rayas de colores, pero en la Marina francesa, el jersey de color liso estaba destinado su uso a los oficiales, y el de rayas a los marineros para así distinguir los rangos.

Hoy en día, se sigue usando en los reclutas marinos esta camiseta a rayas que llevarán los tres primeros meses de su periodo de entrenamiento a bordo.

La incorporación de la raya a nuestro closet, sabemos que lo origina un viaje que realiza Coco Chanel, en el que ve a los marineros con estas camisetas, y es por ello que saca una colección, Náutica, en el 1917, convirtiéndose en una prenda que usaba la alta burguesía como símbolo de belleza.

Teniendo en cuenta que estábamos en la Belle Epoque, y que las mujeres venían encorsetadas, la llegada de esta prenda a los armarios fue una autentica revolución, esto era a principios del siglo XX, y se convirtió posteriormente en una de las prendas más queridas por artistas, diseñadores, actrices y cantantes.

Picasso, Audrey Hepburn, Brigitte Bardot, James Dean, entre otros lucían su Bretón como prenda de el gran estilo parisino.






Son muchos los diseñadores que apuestan en sus colecciones por el Bretón pero hay uno en concreto,Jean Paul Gaultier, quien se hizo embajador de este estilo enmarcándolo en su obra y en su perfume Le Male, que lanzó en 1993, aparece un torso masculino luciendo un bretón T-shirt.


Es tal la identificación que hacemos de este diseñador con las rayas bretonas que lo asociamos a sus diseños. Tanto es así que la firma Roche Bobois, ha apostado por el diseñador y sus rayas bretonas, para el interiorismo dejando a este, diseñar entornos y mobiliario como el que os mostramos a continuación.




Esperamos haberos dejado el gusanillo de usar tanto en invierno como en verano las rayas bretonas, ya que es una apuesta de elegancia, y estilo, que usada con prendas cómo vaqueros, minifaldas, con americana, o con chalecos, es una prenda que nunca pasará de moda y que siempre será bienvenida en nuestro armario.